Sin publicidad, libre y gratuita!!!
Comunidad

mirem
Posteador

Amigos con derecho a roce


No todos buscamos relaciones duraderas con personas desconocidas. Muchos apuestan a los amigos para divertirse, sin pensar en títulos, sólo dejandose llevar momentáneamente ¿Cuál es el limite?






De un tiempo a esta parte se impuso una nueva modalidad de relacionarse entre los sexos: "Amigos con derecho a roce", el tema es simple, no tienen el título oficial de novio o pareja y por tal motivo ninguno de los dos integrantes cumplen con ciertas formalidades, tales como “mamá no lo conoce”, no te llama a tu casa y no existen -no deberían al menos- los planteos relacionados con celos. Pueden ser amigos desde siempre o simples conocidos, pero lo que es seguro que no son “el levante” de una noche.

Hay diferentes variantes de estas nuevas relaciones. Tal vez la de mayor cuidado sea aquella en la que una amistad de varios años pasa a otro plano, la cama. Porque a menos que tu amigo sea un completo espanto ¿no es lógico que en algún momento sientan atracción mutua? no olvidemos que todos somos humanos y si llegaron a tener esa relación tan fuerte es porque de algún modo, algo los atrajo y los sedujo, para tener la confianza que implica una amistad. Pero traspasar la barrera del "somos amigos nada más", implica algunos cuestio-namientos posteriores.

Cuando hay un acercamiento físico, la relación cambia radicalmente porque mirar una película en el sillón no es lo mismo cuando la persona que te acompaña ya sabe como besas o hasta te vio desnuda. Ahora bien, luego del shock post-cama con tu mejor amigo, hay que decidir qué hacer con él.



Traspasar la barrera del "somos amigos nada más", implica algunos cuestionamientos posteriores. Cuando hay un acercamiento físico, la relación cambia radicalmente.




TRATAR DE VOLVER A TENER SOLO UNA RELACIÓN AMISTOSA
Tal vez por una simple borrachera o por curio-sidad intentaron tener algo más, pero se die-ron cuenta de que no era lo que pensaban y ambos decidieron que lo mejor es dejar todo tal cual está, hacer de cuenta que aquí no ha pasado nada, como si lo que "fue" se borrara de un plumazo. En este caso, lo conveniente tal vez sea alejarse un poco, dejar pasar unos días para que ambos procesen lo que les paso y luego retomar las charlas y visitas, siempre desde el mismo lugar de amistad que tuvieron alguna vez. De todos modos es casi imposible volver al estado previo al hecho, pero no significa que no puedan seguir siendo amigos. La clave: volver a encontrar el lugar de amiga que tuviste siempre para con él.
 

SEGUIR AVANZANDO
Pasar al próximo nivel será extraño, ya que no empezaste la relación con el típico juego de seducción e histeriqueo, ustedes se conocen casi mejor que nadie, lo cual también vuelve todo mucho más auténtico y a la vez riesgoso. Ahora bien, al ya no ser amigos deberías tener en cuenta que ya no le podes hablar (ni él a vos) sobre las conquistas que lograste el último fin de semana. Si bien no son novios, tampoco amigos. Son algo más, una categoría distinta, y no esta bueno que ninguno se sienta incomodo en los nuevos roles que están jugando. La clave: pasarla bien juntos, respetándose y conociendo los límites de cada uno.
 
Otro de los casos, menos traumático sin dudas, en lo que a "amisex" respecta es cuando nos relacionamos sexualmente con algún conocido. Ambos tienen en claro como son las cosas, se ven, tienen “piel”, duermen juntos, pero "sin rollos". Aunque parece sorprendente, en algunos casos, la relación se extiende en el tiempo. De todos modos estas nuevas alternativas son peligrosas, ya que pueden entrar en juego los sentimientos y ahí se estaría ante un inminente problema. Para salir airosos, debemos tener bien definidos nuestros propios límites, es decir, saber hasta dónde tirar de la cuerda sin que se corte. El "open maind" que propone Moria Casan, en este caso, es fundamental. No debemos perder de vista el verdadero objetivo de todo esto: divertirnos.









Resulta fundamental que ante el primer indicio de enamoramiento pienses qué hacer, cortar por lo sano o no, siempre y cuando sepas que la otra persona sólo quiere seguir en una relación free, sin intentar coordinar en otros aspectos de nuestra vida.





CRUZAR LA DELGADA LINEA
Si bien la idea es tratar de mantener la cabeza fresca y relajarse, no siempre lo logramos. Es difícil separar por completo al corazón y es en este punto podemos encontrarnos nadando en un mar de lodo. Por eso resulta fundamental que ante el primer indicio de enamoramiento pienses qué hacer, cortar por lo sano o no, siempre y cuando sepas que la otra persona sólo quiere seguir en una relación free, sin intentar coordinar en otros aspectos de nuestra vida. Si no tenés idea de cual pueda ser la reacción de tu compañero de ruta, o qué es lo que quiere, lo mejor es charlarlo porque confianza sobra entre ustedes y la comunicación es fundamental en estos menesteres del corazón. Planteale la situación para ver como siguen – si siguen-. Si él o ella prefiere no continuar, es preferible que te abras y ya no lo veas, porque te vas a confundir más y está claro (ahora sí) que sólo quiere sexo, mientras vos estas a la espera de algo más. La recomendación en este punto es, no elijas seguir porque: ”peor es nada”. No, peor es sufrir. Dejalo, hay millones de personas que podrán darte eso que hoy estás listo para recibir.

Si en cambio la reacción de tu compañero de ruta es positiva, podés cantar ¡Bingo! y tal vez ahora puedan empezar a salir más y compartir mayores momentos juntos, tanteando las cosas y probando para ver cómo se sienten en esta nueva relación en los que están comenzando a involucrarse. Elijas lo que elijas, que te haga feliz.
Calificar: Creado: Visitas:
+0 el 02 de Mayo del 2010 659
Comentarios (0)
Este tema no tiene comentarios.