Sin publicidad, libre y gratuita!!!
Comunidad

joaquinvu
Administrador

Los técnicos de laboratorio son los Protésicos Dentales. Ellos son los artistas que con su pericia, arte y buen gusto, fabrican las coronas que les solicita el dentista desde la clínica.

Como todo en la vida, hay dentistas muy buenos y muy malos; Protésicos muy buenos y muy malos.

El paciente elige al dentista que considera de su confianza. El dentista elige al protésico que considera el mejor. Un buen dentista, tiene detrás un buen Protésico, y ambos en equipo, brindan al paciente un buen resultado.




Carlos, 36 años. Mordida abierta y dientes erosionados por su cara palatina por regurgitaciones ácidas del estómago. Hernia de hiato

Carlos con sus Coronas de Zirconio

El dentista sabe lo que busca y lo que quiere conseguir por el bien de su paciente, y de él mismo. Es consciente como experto, de la calidad del trabajo del Protésico. El dentista es el responsable del resultado del trabajo ante el paciente. Por lo tanto el dentista tiene la responsabilidad de eligir y trabajar con el mejor Protésico le sea posible encontrar en su entorno.

El Centro de todo, es el paciente. dentista y protésico, trabajan en equipo para conseguir la satisfacción del paciente. Cada uno desempeña una función, diferente, pero que unificadas, desembocan en un resultado superior.

El paciente y el Protésico no se ven. El paciente solo ve al dentista. Hay excepciones, pero yo personalmente nunca tuve a un Protésico al lado de mi paciente, nunca me hizo falta.

El dentista realiza el trabajo de preparar la boca en estado de salud integral. Realiza unas impresiones perfectas del caso a tratar y unos registros de la mordida del paciente.

Con ésta información, es casi como tener la boca del paciente en la mano. El dentista envía a su laboratorio de confianza el trabajo junto con información escrita que especifica cómo se quiere el trabajo. También puede enviar por email unas fotos de los dientes originales.

El protésico, ya conoce al dentista (son años), ya sabe lo exigente que es y cómo le gustan las cosas. A demás intercambian información por teléfono. Y si es necesario, el propio dentista va personalmente a dar instrucciones al Laboratorio, mientras se está trabajando. Es una relación de confianza.

Lola, 46 años. Coronas de 20 años. Observa la rayita oscura del Incisivo lateral. Eso ocurre cuando se retrae la encía.

Lola con sus Coronas nuevas de Zirconio

Luego el dentista hace las pruebas y ajustes de la corona en la boca del paciente. Las pruebas y ajustes pasan por tres etapas:

1º) Prueba de la estructura metálica, el capuchón del que te hablé antes(cofia) en caso de ser una corona metal-cerámica. O prueba del capuchón o casquete de Zirconio.

El capuchón debe asentar a la perfección. De lo contrario hay que repetirlo.

2º) Prueba de la porcelana. Se comprueba el aspecto general de la corona y el color. Se retoca lo que sea necesario. Y lo más importante, ajustar perfectamente la mordida. El paciente tiene que dar su visto bueno, su aprobado y su total satisfacción mirándose en un espejo.

3º) El trabajo vuelve al laboratorio para darle el acabado final mediante un glaseado. Y el último día, se procede al cementado en forma definitiva en la boca del paciente.

El dentista hace su trabajo clínico sobre el paciente en su clínica. El Protésico hace su trabajo técnico sobre réplicas de la boca en su laboratorio. El paciente le paga a los dos, sus respectivos gastos y su tiempo de trabajo.
¿Cuánto dura una corona dental de porcelana?

Una nieta,de unos 30 años de edad, que venía muy contenta del dentista, con sus dientes nuevos flamantes, le dice a su abuela:

“- Mira abuelita mis dientes nuevos-”

“-Muy bonitos mijita, y ¿cuánto te van a durar?-.”

“- Me dijo el dentista, que son para toda la vida-“.

“- Hay mijita, si los dientes que te puso Dios te han durado tan poco, qué será los que te puso ese dentista-“.

Emma, 67 años. Coronas de Zirconio. Soñaba con unos dientes blancos. Se los puso en las zonas visibles de la sonrisa y solamente arriba. Nótese la diferencia con los demás. Pero se hace lo que el presupuesto permite.

Los motivos por los cuales una corona puede fallar y necesite ser cambiada o directamente extraída la pieza entera, son muchos y largos de enumerar y explicar.

De media, una Corona puede durar unos 15 años. He visto coronas que han fallado antes de los 5 años y otras que llevan más de 30 años.

Lo que más frecuentemente ocurre, es que aparezca caries en los márgenes del cuello (higiene, higiene e higiene) o que la porcelana se fracture (problemas de fabricación o de oclusión).
Para terminar

Una corona de porcelana es un excelente tratamiento cuando está indicado. Los resultados son muy buenos, y a veces, extraordinarios, comparado con lo que el paciente tenía antes.

Si está correctamente diseñada, ajustada y rematada, y el paciente sabe cuidar su salud gingival, puede durar muchísimos años.

 Ojitos Ojitos Ojitos Ojitos Ojitos Ojitos Ojitos Ojitos Ojitos Ojitos

Eso es todo amigos visiten nuestra clinica dental en Cancun y agenda tu servicio Implantes dentales
Calificar: Creado: Visitas:
+0 hace 9 meses 189
Comentarios (0)
Este tema no tiene comentarios.